¿Qué comer esta semana? Planificar tu menú te ayudará a evitar la improvisación en tus comidas. Y es precisamente esa improvisación la que con mayor frecuencia nos hace que comamos lo que no debemos…

Llegas de trabajar con hambre, cansado y decides preparar para comer lo primero que se te ocurre. Te encuentras con que no tienes los ingredientes que necesitas y cambias de idea, no tienes tiempo de cocinar o no te apetece… Os resultarán familiares estas situaciones, ¿verdad? Además del hambre entre horas, que nos lleva a un picoteo inadecuado por no disponer de tentempiés saludables.

Nuestro consejo, que sin duda funciona, es empezar a cuidarnos desde el momento en que hacemos la compra: variedad de fruta y verdura de temporada, pan, arroz y pasta integrales, lácteos desnatados, aceite de oliva virgen extra. También son importantes las legumbres, pescado blanco y azul en filetes o piezas listas para descongelar y hacer a la plancha o al horno, pollo, carne picada para elaborar tus propias hamburguesas, frutos secos, etc.

Cuida que en tu cesta de la compra predominen los productos frescos. Compleméntalos, si tu problema es la falta de tiempo, con platos precocinados de calidad (puedes recurrir a la comida a domicilio) y muy importante: ¡mira el etiquetado! Presta atención a su composición y huye del exceso de aditivos (conservantes, colorantes, espesantes…). Disminuye también el contenido en sal, azúcares y grasas trans y saturadas, eligiendo productos con el mínimo posible de éstas.

Con estas simples pautas tendrás un largo recorrido hecho hacia una alimentación más saludable. Y recuerda que si estás en uno de esos momentos en los que te es imposible dedicar tiempo a la cocina, o prefieres dejarla en manos expertas, en Miplato nos encargamos de planificar por ti una dieta sana y equilibrada con nuestros diferentes menús. Porque al fin y al cabo, nos gusta comer bien.