Ay, el jamón… ese delicioso manjar que a todos nos encanta y que, a su vez, revierte en nuestro cuerpo tantos beneficios. En este post vamos a ver cómo este producto, que procede del cuarto trasero del cerdo, nos aporta una serie de cualidades magníficas en nuestro cuerpo, organismo y, por supuesto, en nuestra salud.

Beneficios de consumir jamón

Dicen que quien come jamón es feliz, ¡y no nos extraña! este alimento natural está cargado de un alto valor nutricional, es rico en grasas saludables y proteínas y, además, contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas.

jamón

Entre sus muchos beneficios podemos destacar:

  • Tiene una cantidad óptima de grasas saludables. Estas son las grasas insaturadas, como el ácido oleico que ayuda a regular los niveles de colesterol bueno (HDL) y disminuir el colesterol malo (LDL).
  • Posee el complejo vitamínico y mineral perfecto:
    • Es rico en vitaminas del grupo B (B1, B2, B3 y B6) y contiene también vitamina D.
    • Además, en él encontramos minerales como fósforo, calcio, hierro y zinc.
    • Por su alto contenido en hierro, ayuda a reducir el riesgo de osteoporosis, sobre todo en etapas como la menopausia. Y en la infancia actuar como medida de prevención.
  • Al ser un alimento rico en proteínas nos ayuda principalmente en dos factores:
    • Si somos personas deportistas que buscamos un mantenimiento muscular o un crecimiento de estas fibras, es perfecto para ello.
    • Ayuda a que nuestras fibras musculares no se deterioren y se pueda mantener una densidad muscular suficiente. De esta manera, nuestra salud ósea, ligamentosa y tendinosa no se vea afectada con el desgaste diario.

Como puedes comprobar, hay muchas razones para comer jamón, y es que sus beneficios lo hacen un alimento ideal para incluir en tu dieta. En Mi Plato estamos comprometidos con tu salud y economizar tu tiempo, por lo que aquí te proponemos una serie de platos artesanales que puedes adquirir con un sólo clic…

salmorejo con jamón


Tu comida casera a domicilio.