Muchas veces nos paramos a ver el etiquetado de los productos que compramos, pero no sabemos interpretar bien las cantidades indicadas. ¿Cuánta sal es “excesiva”? ¿Qué son las grasas trans? ¿A partir de qué cantidad de azúcar se considera perjudicial?

Nos bombardean continuamente con la importancia de una alimentación saludable y vigilar lo que comemos, pero cuando vamos a elegir, en nuestra cesta de la compra está la gran trampa: no entendemos el etiquetado en los productos que compramos. Porque el fabricante, la mayoría de las veces, no nos lo pondrá fácil. En muchas ocasiones leer la etiqueta de un producto puede resultar una odisea: letra pequeñísima, letras y cifras sin sentido para nosotros, multitud de aditivos y nombres técnicos (palabrejas) indescifrables…

Nuestro primer consejo sería que huyas de este tipo de productos y busques alimentos envasados con un etiquetado claro y fácil de entender, con pocos aditivos y lo más naturales posible.

Para no enredarnos en demasiadas explicaciones y marear mucho con los datos, vamos a centrarnos en el contenido de azúcar, grasas y sal de los productos, con algunos consejos para  que eligiendo en consecuencia, mejores tu alimentación.

Azúcar

Uno de los grandes problemas nutricionales de la comida industrial es la gran cantidad de azúcar que se añade a productos que a priori, no deberían tenerla (precocinados de todo tipo, pizzas, pan, tomate frito, salsas, conservas…), de forma que sumada a la que contienen de forma natural los alimentos resultan unas cifras escandalosas para la ingesta diaria de cualquier persona.

Verás en el etiquetado la frase:

Hidratos de carbono……XX g, de los cuales, Azúcares……….. XX g.

Pues bien, puedes orientarte comparando esa cantidad con las siguientes:

  • Cucharadita café: 4 gr
  • Sobre de azúcar / Cucharada de postre colmada: 8 gr
  • Cucharada sopera colmada: 25 gr

Tanto para los adultos como para los niños, el consumo de azúcares libres se debería reducir a menos del 10% de la ingesta calórica total. Si un gramo de azúcar equivale a 4 kcalorías y considerando una dieta estándar de 2000 kcal, su 10% serían 200 kcal que para aportarlas con azúcar, haría falta a una cantidad de 50g de azúcar.

La leyenda “sin azúcares añadidos” significa que a ese producto no se le ha echado azúcar (en cualquiera de sus formatos: sacarosa, dextrosa, glucosa,etc) y que el que pueda contener proviene del propio producto con el que se ha fabricado.

Grasas

Intenta elegir productos sin grasas trans (son grasas “industriales” muy perjudiciales) y con pocas grasas saturadas (por debajo del 10% del total) para que tu dieta suponga un consumo de grasas al final del día lo más parecido a estas recomendaciones de la OMS:

Sal

Otro de los abusos en los productos industriales, usada en diferentes formas como potenciador de sabor. Es decir, la mayor parte de la sal que tomas la ha puesto ahí alguien distinto de ti; hasta en un 80%, según el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) estadounidense. Es decir, apenas el 20% de la sal ingerida la incorpora libremente el propio usuario, bien en la cocina o bien ya en la mesa.

La mayoría de nosotros podríamos señalar de memoria o marcar en una supuesta lista los alimentos más ricos en sal y por lo tanto en sodio: aperitivos salados del tipo patatas fritas o snacks, palomitas de maíz y similares, encurtidos, embutidos, fiambres, salchichas de tipo Frankfurt y similares. No deberíamos olvidar el pan o los derivados lácteos en sus diversas presentaciones y un montón más de alimentos con un alto contenido en sodio de los que, con cierta probabilidad, no seamos del todo conscientes acerca de su contenido en sodio.

Debemos limitar su consumo en no más de 6 gr. al día, y si sumamos la que añadimos a las comidas con la que tomamos de forma no intencionada el resultado puede ser mucho mayor.

Algunos fabricantes indican el contenido en sodio, puedes multiplicarlo por 2.5 para saber a qué cantidad de sal equivale.

Esperamos que a partir de ahora te pares un poco más detenidamente en el etiquetado de los productos, tu salud te lo agradecerá.