Hoy queremos hablaros de un tema que creemos que os va a impactar tanto como a nosotros: el desperdicio de alimentos.

Todo empieza con un dato: de acuerdo con las últimas cifras recabadas por el Programa Mundial de Alimentos, 1 de cada 9 personas en el planeta no tiene suficientes alimentos para llevar a cabo una vida saludable.  Así, esa nutrición deficiente se erige como la principal causa de muerte entre menores de 5 años.

Sabiendo esto, resulta mucho más llamativo (y penoso) saber que un tercio de la comida del mundo sea desperdiciada. Es por eso que grandes y pequeñas organizaciones, así como algunos particulares, están tratando de tomar cartas en el asunto.

La Comisión Europea se ha propuesto disminuir el desperdicio de alimentos en un 50% para el año 2030, impulsando actividades tanto de carácter social como de I+D.

En este marco, una de las iniciativas más destacadas es el proyecto FUSIONS, que pretende reducir el desperdicio de alimentos a través de diferentes estrategias, entre las que podemos destacar:

  • Apps que buscan reducir el desperdicio 

En UK existe Nummuns, que realiza un seguimiento de la comida adquirida y su fecha de caducidad.

En Alemania, Zu gut für die Tonne (“demasiado bueno para una tonelada”) continúa siendo la app más exitosa de las impulsadas por un gobierno federal. Ofrece consejos sobre almacenamiento y vida útil de los alimentos, así como ideas de cocina creativa para aprovechar sobras de comida.

También nos ha llamado mucho la atención una iniciativa americana: FoodForAll, (operativa en Boston y NY), que permite comprar la comida que los restaurantes no han vendido al final del día hasta un 80% más barato.

Nos parece que ya va siendo hora de que cunda el ejemplo en España, ahí lo dejamos… Somos el 6º país de la UE que más comida desperdicia.

  • Eventos y talleres contra el desperdicio de alimentos

Quizá conozcáis SAVE FOOD, una iniciativa de las Naciones Unidas, cuyo plan de actuación se basa en la organización de congresos regionales donde, tras un estudio del desperdicio de alimentos de la zona, se abrirán debates y discusiones para buscar las soluciones más adecuadas.

A nivel nacional, tenemos la catalana Plataforma Aprovechemos los Alimentos, que organiza numerosas charlas y talleres con el objetivo de concienciar a la población de disminuir el desperdicio alimentario en el hogar, en colegios y empresas.

  • Aprovechamiento de excedentes

La ONG inglesa FoodCycle ofrece comidas sanas y completas a comunidades con dificultades utilizando excedentes de sus diversos partners. En el mismo país, encontramos Rubies in the Rubble, que elabora mermeladas naturales de frutas y verduras “in a pickle”, es decir, en problemas.

En España también podemos encontrar una iniciativa con un corte similar. Integrando personas en riesgo de exclusión social, Espigoladors se dedica a aprovechar frutas y verduras descartadas por excedentes de producción, razones estéticas o descenso en las ventas. Parte de estas se transformará en otros productos (mermelada o salsa), y otra se donará directamente.

  • Entrega de excedentes a organizaciones benéficas

Foodshare y Foodcloud son dos iniciativas de ámbito internacional cuyo objetivo es la donación de excedentes de producción a ONGs.

Un ejemplo más a seguir es el de la ONG  Rescuing Leftover Cuisine, que ha conseguido aprovechar 125 toneladas de comida desperdiciada por restaurantes de NY. Ese  éxito la ha llevado a expandirse a otras ciudades de EEUU.

Alimentos que se pierden

Y tú, ¿cuánta comida desperdicias? Una de las ventajas que más destacan nuestros clientes es, precisamente, que desde que consumen nuestros platos preparados tiran menos comida, tanto en casa como en el canal Horeca (restaurantes, bares, hoteles).  Así pues, conociendo estos datos e iniciativas sociales, en Miplato te animamos a que actúes, ya que cada pequeña acción cuenta.