Para muchos de nosotros la cena es el mejor momento del día. Termina la jornada laboral, llegas a casa hecho un trapo y deseando sentarte en el sofá a ver tu serie favorita o leer un buen libro. Pero hay que cenar, tienes un hambre tremenda y pocas ganas de cocinar (o no tienes nada apetecible en la nevera…). Pues… tacháaan!! Hoy tenemos buenas noticias para ti: los nuevos Menús para cenas Cenas de Miplato te cambiarán la vida. Tienes la opción de pedirlos semanal  (con 4 opciones de menú diferentes) o mensualmente, de forma que siempre tendrás algo rico y apetitoso listo para consumir en la nevera.

Además, seguro que te ayudamos a hacer más saludable tu dieta: las estadísticas dicen que la mayoría de los españoles sucumben a la tentación del picoteo a la hora de la cena por falta de tiempo para comprar o cocinar. Otro de los motivos por el que las cenas se alejan de lo que sería recomendable es la falta de planificación; por eso queremos hacerlo por ti con nuestros nuevos Menús. Estamos seguros de que con Miplato.es te será mucho más fácil el mantener a raya esos deslices.

¿Cómo debe ser una cena saludable? Te lo resumimos en unos cuantos consejos:

  1. Las verduras deben de ser las protagonistas de tus cenas casi a diario. Tómalas bien en ensaladas variadas y coloridas o bien salteadas o a la plancha, no demasiado cocidas (deben quedar aldente) y con un toque de especias que te hará disfrutarlas mejor, como las verduras salteadas a la provenzal que te planteamos en el menú de la semana 2.
  2. Cena algo de pescado todas las semanas, es el gran olvidado y realmente un producto en el que todo son ventajas y que deberíamos consumir más a menudo. El truco es variar la receta, busca tomarlo de diferentes formas para que nos resulte más atractivo.
  3. Elige agua como bebida para acompañar tus cenas de lunes a viernes y deja los refrescos o la cervecita para el fin de semana. Tu organismo te lo agradecerá.
  4. Toma raciones moderadas, no es bueno abusar de grandes cantidades en las cenas pero recuerda: nunca te la saltes, no va a ayudarte y al final acabarás picoteando cuando te entre el hambre, una hora después.
  5. Una pieza de fruta para terminar una buena cena es la mejor  opción para llenar ese “huequito” que nos queda; no hagas caso a aquello de que la fruta por la noche engorda. Igual con el pan o los hidratos; puedes tomar de todo, controlando cantidades.

¿Algunas ideas para poner estos consejos en práctica? Imagínate llegar a casa y poder disfrutar una reconfortante sopa de ajo con jamón ibérico con sólo calentarla en microondas, prepararte en un santiamén un delicioso wok de verduras con soja y cacahuetes o una saludable merluza al cava sin aditivos de ningún tipo.

Ideas que pueden convertirse en realidad cuando, después de hacer tu pedido online cómodamente, recibas el Menú Cenas que hayas elegido… ¡¡y a cenar!!