Salir a comer fuera está muy bien pero agasajar a la familia y amigos…¡no tiene precio! De vez en cuando apetece darse un homenaje culinario hogareño en buena compañía. ¡Una comida o cena de alto nivel! Cuando nos ponemos manos a la obra siempre nos surge la misma duda, ¿cómo he de vestir la mesa? ¿Debo vestir una mesa formal o informal?

Tanto una mesa formal como informal son demasiado formales para el día a día, al final del post entenderéis todo. ¡Os contamos todos los trucos para dejar a los invitados con la boca abierta! Si la mesa queda así de bien…¡no me quiero imaginar la comida!

Lo primero y más importante que debemos tener en cuenta para vestir la mesa tanto para una ocasión formal como informal es el menú a degustar.

Para vestir una mesa correctamente el tipo de menú es el que rige si ha de haber más o menos cubiertos en la mesa así como la ubicación. Como siempre, de entrantes a segundos pasando por primeros. Hay que intentar que los comensales se sientan cómodos teniendo todo a mano. Una vez se vayan acabando platos, se irán retirando todos los objetos usados hasta que únicamente quede el bajo plato. ¡Comenzamos!

MESA FORMAL: lo primero de todo es colocar un mantel que llegue hasta el suelo o que cubra por igual en todos los lados. En el caso de que llegue hasta el suelo se recomienda usar un cobre-mantel más bonito. Nuestra recomendación es utilizar siempre tonos claros ya que la protagonista de la mesa será la comida y la decoración.

La opción A es tanto el plato de ensalada como el plato hondo o bowl para caldo si se da el caso. Recuerda también que el bajo plato nunca se mueve del sitio y que hay que ordenar los cubiertos de primeros a segundos siendo los más cercanos al plato los últimos.

vestir una mesa formal

MESA INFORMAL: aun siendo informal sigue siendo formal. No responde a una organización de mesa que solamos decorar habitualmente. ¿Imaginas tener tiempo? Montar una mesa preciosa para disfrutar tu comida o cena, ¡solo para ti! Cuando vienen amigos o familiares a casa es la forma más sencilla y discreta de ubicar todos los objetos necesarios en la mesa. ¿Qué os parece?

En este caso podemos utilizar manteles más llamativos o caminos de mesa para decorar el centro de la mesa y manteles individuales para cada comensal.

vestir la mesa informal

No nos engañemos, para la mayoría de los mortales nuestras mesas del día a día son así. ¡Lo importante es la compañía! Y… ¡la comida por supuesto! 😉 

cena informal con amigos miplato