Si te gusta la fotografía gastronómica, estás de suerte. Hoy Luisa Morón, nuestra fotógrafa de cabecera y autora de las fotos de nuestros platos, nos cuenta las 10 claves para conseguir una fotografía gastronómica de calidad.

El punto de vista de Luisa, experta en fotografía gastronómica:

Cada día nos importa más la imagen, y los negocios relacionados con la gastronomía, cada vez más, cuidan al detalle el aspecto de su web, redes sociales, etc. Se han convertido de alguna manera en un escaparate.
Es por ello que te voy a dar algunos consejos para realizar fotografías de buena calidad.
Para empezar la fotografía gastronómica es todo un arte. La intención es conseguir que a nuestro lector se le despierten sus sentidos a la hora de contemplar una fotografía. La fotografía gastronómica debe ser lo más visual posible, para que después queramos probar lo que estamos viendo. Ésta tiene que transmitir sensaciones. Cada fotógrafo tiene sus técnicas y visión particular, pero creo que estos puntos que te voy a nombrar son básicos y hay que seguirlos.
  1. Empieza en el mercado comprando productos frescos y de calidad para que estos luzcan lo más bonito y perfectos en nuestras imágenes.

    La importancia de una buena iluminación

    La importancia de una buena iluminación

  2. Programar la sesión: prepara un listado con lo que vas a necesitar para apoyar la escena, ángulos posibles a la hora del shooting…. Si lo tienes todo planificado irá todo mucho mejor.
  3. Las fotografías deben ser lo más reales y naturales posible, no vale nada artificial, ya que tienes que vender el producto tal como el consumidor lo va a recibir.
  4. El equipo: es muy importante saber lo que tienes entre tus manos y conocer tu cámara, de nada vale utilizar el botón automático. Un buen objetivo para este tipo de fotos puede ser el 50 mm 1,8 o 1,4.
  5. El trípode, no puede faltar en estas sesiones, más si las condiciones de luz son pésimas. Si vas a utilizar el trípode podrás bajar la velocidad. En caso de que no lo tengas no utilices una velocidad más baja de 1/60, ya que en este caso puede que la fotografía salga movida o trepidada.
  6. Iluminación: otro de los factores que no puede faltar, ya que este elemento es el más importante para que exista una fotografía. Con luz natural podrás utilizar buenas fotografías, solo necesitarás una ventana justo al lado donde coloque tu escenario. Intenta que esta sea lateral y no te hará falta sol, solamente necesitamos luz. Experimente con ella y observa como se comporta hasta que la controles. Puedes utilizar luz natural o artificial, esto ya depende de la elección que quieras seguir a la hora de trabajar. No olvides utilizar reflectores, bloqueadores, difusores, etc…
  7. La composición, es todo un arte y para ello tenemos las reglas básicas de composición que se suelen utilizar en fotografía como es la regla de los tercios, el espacio negativo, triángulo….. La imagen siempre debe ser equilibrada. Una vez que sepamos utilizar las reglas podemos romperlas. Para mí una buena composición como fotógrafa es mucho más importante que la técnica. Puedes tener una buena técnica, pero sino tienes buen ojo fotográfico no te sirve para nada.
  8. La perspectiva: tenemos dos maneras de encuadrar nuestra fotografía en vertical u horizontal, dependiendo para que utilizaremos un formato u otro. Las horizontales son más utilizadas para webs o tiendas online.
  9. El ángulo más utilizado en fotografía gastronómica es el de 45 º, ya que veremos la escena como si estuviéramos sentado en la mesa, y con mayor claridad. No obstante puedes utilizar también el ángulo frontal y el cenital.
  10. Los colores: éstos se convertirán en el protagonista de la escena, así que debemos utilizar la misma gama de colores, no más de tres tonalidades. Con ellos la escena nos llamará más o menos la atención.
Estas pautas te ayudaran a realizar una fotografía gastronómica mucho mejor, así que sólo tienes que ponerte mano a la obra.